Saltar al contenido

Overol de protección biológica

mayo 19, 2020

Overol de protección biológica

Un overol de protección biológica debe reunir ciertas características especiales que no cualquier traje de tela o plástico cumplen.

Una de las principales cualidades con que un overol de protección debe cumplir es que debe ser hecho de material antiestático, esto con el fin de que no se le adhiera cualquier partícula.

Generalmente los overoles de protección son hechos de tela laminada microporosa de polipropileno. Su diseño implica no contener costuras en la parte superior de las mangas y hombros; lleva capucha, cintura y tobillos elásticos. Cada medida ayuda a proteger de virus y partículas peligrosas la ropa que el usuario lleva debajo del overol, y por supuesto, su piel.

Si un overol de protección no cumple con las características antes mencionadas, da igual usar cualquier tipo de ropa, pues el riesgo de contagiarse de virus o de tener contacto directo con sustancias tóxicas contaminantes será inevitable.

Otra de las características es que los overoles tendrían que ser antirreflujo.
Si se cuenta con un overol de protección que cumpla con todas las cualidades el usuario estaría garantizando su seguridad, mantener su salud y conservar su higiene, pero tan importante es el diseño como seguir los protocolos para ponerse el overol, retirarlo y desinfectar los trajes que cubren todo el cuerpo.

Existen overoles de plástico, de tela, desechables y otros reutilizables. Todos son recomendados para su uso exclusivo por personal de salud que se encuentre en primera línea de riesgo ante el coronavirus, o por profesionales de otras actividades de riesgo como el personal de laboratorios y sanitización.

Los overoles también se fabrican para sectores industriales y actividades como la manipulación y traslado de alimentos, trabajos agrarios, contacto animal, veterinarias, y contacto con residuos, etc.
Generalmente se suele usar la tela laminada microporosa de polipropileno pues es resistente a roturas y rasgados. Es una fibra que permite transpirar y la circulación de aire en el interior y reduce satisfactoriamente la sensación de calor, que además protege de partículas sólidas y salpicaduras de líquidos.

Existen guías para el manejo de overoles para que el usuario conozca e proceso de ponerse uno, y cómo retirarlo y desecharlo. La guía más famosa es la de la Organización Mundial de la Salud. Esta se refiere específicamente al uso de overoles de quirófano, sin embargo es aplicable al ponerse y quitarse cualquier overol de uso general.